Neurología

Una de las especialidades de la medicina en las que se ha avanzado más rápidamente en las últimas décadas ha sido la neurología. Liderado por el Dr. Roberto Rey.

A medida que aumenta la duración de la vida, algunas enfermedades propias de la edad avanzada se tornan más frecuentes. El Servicio de Neurología del Sanatorio Finochietto ha sido formado a través de la incorporación del Instituto Argentino de Investigación Neurológica (IADIN) .

El equipo de neurólogos cuenta con profesionales de vasta experiencia en asistencia, investigación y docencia de pre y post grado en Neurología, Neurofisiología y Medicina del Sueño, tanto en la atención ambulatoria como en consultorios e internación.

Estudios

  • Electroencefalograma

  • Electromiograma computarizado

  • Mapeo cerebral

  • Potenciales evocados

  • Reflejo de parpadeo (Blink Reflex)

Profesionales

Dr. Rey, Roberto

Dra. Garretto, Nélida

Preguntas frecuentes /Parkinson

¿Qué es la enfermedad de Parkinson?
Es una enfermedad neurológica, degenerativa, en la que se pierden neuronas que producen una sustancia denominada dopamina, que es indispensable para que se produzcan movimientos corporales normales.
¿A quiénes afecta?
Afecta al 1 a 2 % de los individuos mayores a 65 años. En un pequeño porcentaje, puede afectar a individuos de menos de 40 años, en cuyo caso se habla de parkinson de inicio juvenil o temprano.
¿Qué síntomas produce esta enfermedad?
El principal es la lentitud en los movimientos voluntarios (caminar, escribir) y en los espontáneos (parpadear y balancear los brazos al caminar, entre otros). En más del 65 % de los pacientes puede observarse temblor cuando las manos o piernas están en reposo. Un tercio de los pacientes con parkinson no tiembla. Estas formas sin temblor se denominan formas rígidas de la enfermedad. Además, los pacientes presentan rigidez y con los años desarrollan problemas de equilibrio.
¿Tiene cura el Parkinson?
Al ser una enfermedad degenerativa en la que las neuronas se van perdiendo progresivamente no tiene cura, pero es posible tratar y aliviar los síntomas y así lograr una adecuada calidad de vida.
¿En qué consiste el tratamiento?
Consiste en fármacos que intentan mejorar la conducción nerviosa del sistema dopaminérgico (la dopamina es el principal transmisor nervioso que se pierde). Además los pacientes deben realizar actividad física, pilar fundamental del tratamiento, ya que está demostrado que esto mejora enormemente su calidad de vida.
¿Se opera el Parkinson?
Los pacientes que aun recibiendo todos los medicamentos disponibles no logran un adecuado control de sus síntomas, pueden ser potenciales candidatos a una cirugía. Esta puede realizarse a través de pequeñas lesiones que se llevan a cabo en los ganglios basales (estructuras profundas del cerebro implicadas en esta enfermedad) o a través de estimuladores cerebrales que, como los marcapasos cardiacos, estimulan estos ganglios dando alivio a los síntomas que el paciente presenta.
¿Qué debería hacer una persona si sospecha que puede tener Parkinson?
Lo más importante es consultar precozmente. No toda persona que tiene temblores tiene parkinson, y no todos los pacientes con parkinson tiemblan. Solo un neurólogo podrá evaluar cada caso en particular para dar un correcto diagnóstico y un precoz y adecuado tratamiento.

Accidente Cerebro Vascular (ACV)

Un cuadro de aparición súbita de debilidad en una parte del cuerpo, de inestabilidad, falta de la visión de un ojo o imposibilidad de hablar o comprender el lenguaje pueden ser síntomas de la instalación de un accidente cerebro vascular (ACV).
Los ACV se producen por una alteración de la circulación cerebral y pueden generar una discapacidad neurológica severa y permanente. Se producen por un taponamiento (infarto cerebral) o una ruptura (hemorragia cerebral) de una arteria del cerebro o del cuello, y son la causa más frecuente de discapacidad permanente del adulto y una de las causas más frecuentes de muerte. En forma similar a los infartos de miocardio, los ACV ocurren generalmente en individuos que padecen “factores de riesgo de enfermedad vascular”. Los factores más frecuentes son el tabaquismo, exceso de alcohol, hipertensión arterial, sobrepeso, diabetes, colesterol elevado y apneas del sueño, entre otros.
Si bien la enfermedad de las arterias sobre la que ocurren los ACV suele generarse a lo largo de muchos años, los ACV pueden manifestarse en pocos minutos y dejar daños irreversibles en el cerebro. Gran parte de los factores que predisponen la aparición del ACV son controlables con tratamiento. En algunas circunstancias afortunadas, los ACV pueden ser transitorios y sus síntomas desaparecer por completo, lo que debe capitalizarse para enfatizar la prevención del ACV que puede dejar secuelas.


  • En caso de tener síntomas sugestivos de ACV, el tiempo es de gran importancia, porque sólo en los momentos iniciales un tratamiento correcto puede revertirlo. Consultar urgente (traslado a un centro médico de alta complejidad)

  • Si una persona padeció un ACV, el cuadro se puede repetir. Es importante realizar un tratamiento preventivo para evitarlo