Gastroenterología

El Sanatorio Finochietto trabaja junto con el Centro de Gastroenterología y Endoscopía (GEDYT). Liderado por los Doctores Cecilio Cerisoli y Luis Ernesto Caro.

El Centro de Gastroenterología y Endoscopía es un centro dedicado a la prevención y atención de pacientes con enfermedades digestivas, y la capacitación de especialistas en un marco de permanente actualización tecnológica y científica, formador de indicadores y normas de la especialidad.

Estudios

  • Endoscopía alta diagnóstica y/o terapéutica.

  • Endoscopía baja diagnóstica y/o terapéutica.

Profesionales

Dr. Cerisoli, Cecilio

Dr. Caro, Luis Ernesto

Mitos y realidades sobre el cáncer colorrectal.

1. No hay nada que una persona pueda hacer para evitar el CCR.
Falso. Alimentarse con frutas y vegetales, consumir pocas grasas y carnes rojas, hacer actividad física regular, mantener el peso corporal, evitar el tabaco y disminuir la ingesta de alcohol ayudan a disminuir el riesgo de padecer esta enfermedad. También los distintos exámenes preventivos que permiten detectar y extirpar los pólipos a tiempo.
2. Es una enfermedad que afecta mayoritariamente a los hombres.
Falso. El cáncer colorrectal es el único de los cánceres más frecuentes que afecta a ambos sexos casi por igual -es ligeramente superior en los varones-.
3. Los exámenes son necesarios sólo para quienes presentan síntomas.
Falso. Los pólipos y el cáncer de colon y recto en etapa temprana pueden no causar síntomas. La detección de los pólipos antes que los síntomas evita la aparición del cáncer, y la detección temprana permite la curación del 90%. Es por este motivo que se aconsejan estudios regulares en personas mayores de 50 años aunque no tengan síntomas.
4. Los estudios son dolorosos.
Falso. La colonoscopía debe ser realizada por profesionales especializados y con anestesia o sedación, por lo cual la persona no experimenta dolor alguno. En el mismo estudio se pueden extirpar los pólipos, previniendo el cáncer colorrectal.
5. Los exámenes son necesarios sólo en aquellas personas con antecedentes familiares o personales.
Falso. Cerca de un 75% de los casos ocurren en quienes no tienen un factor de riesgo evidente, excepto la edad. Por ello se aconseja que todas las personas a partir de los 50 años se realicen estudios preventivos. La presencia de antecedentes aumenta el riesgo. En estos casos conviene consultar con un especialista, quien recomendará la edad de comienzo de los estudios preventivos.