Enfermería y el Coaching: Rol y Necesidad de Capacitación

Por María Rosa López Directora de Enfermería Sanatorio Finochietto

Son las organizaciones las que deben apostar a una buena calidad de vida laboral de directivos y trabajadores y hay numerosos elementos que contribuyen a ello, como hay también obstáculos importantes.

Hemos conocido grandes organizaciones con media-baja satisfacción de su personal, pero en las que cabía distinguir saludables microclimas, aparentemente atribuibles al Director de la Sección o Departamento. Se debe recordar ahora, por qué no se ha hecho antes: un directivo-líder persigue la eficacia y la satisfacción propia, junto a las de su área de influencia.

Pero quedan elementos de carácter endógeno, que se pueden controlar en mayor medida. Aun en condiciones ambientales desfavorables, se puede encontrar satisfacción profesional. Peter Drucker decía (quizá lo sigue sosteniendo) que el 90% de lo que llamamos Dirección consiste en poner las cosas difíciles en manos de los colaboradores. La idea es, desde luego, muy de Drucker, y viene a subrayar la necesidad de avanzar en la evolución del papel del directivo, quizá en la línea del Servant Leadership y el bien entendido empowerment.

Un esfuerzo de reflexión-introspección es conveniente para todos, pero especialmente para los directivos; se trata de un esfuerzo a alinear con la percepción de las nuevas realidades, con el servicio a la comunidad, con la mejora de la calidad de vida y con el incremento continuo de la eficacia y rendimiento en sus tareas con sus colaboradores. o el rendimiento del área de su competencia.

 

Enfermería

Creación de un ambiente terapéutico
Consiste en proporcionar una atmósfera acogedora donde el paciente pueda sentirse aceptado. Ningún decorado puede sustituir el calor humano genuino. Es esencial ser sincero, honesto e interesarse por otras personas y proporcionar oportunidades para tener nuevas experiencias.
Aparte del interés genuino y respeto por cada uno de los pacientes y su familia, se debe brindar seguridad en lo referente a lo emocional. Una forma es no cambiar con frecuencia la asignación de los enfermero/as en la atención de un paciente temeroso y preocupado; esto le traerá asimismo tranquilidad.
Otro elemento que fomentará este ambiente terapéutico favorable es el referido a que enfermeros/as adviertan que el mejoramiento y el cambio positivo en la conducta del paciente es posible.

El agente socializador
El enfermero/a debe ayudará a los pacientes y familia a vivir y participar con éxito en diversas actividades. Aunque es sabido que muchos individuos buscan el aislamiento.

El orientador
El enfermero/a escucha al paciente con actitud comprensiva, sin dar consejos, ni emitiendo opiniones ni haciendo sugerencias. El escuchar al paciente le ayuda a éste a descargar angustias y tensiones entendiendo el enfermo que el enfermero/a se interesa verdaderamente por él.
Ayuda al paciente en los problemas de la realidad relacionados con el aquí y el ahora.

El educador
El educador ayuda al paciente a manejarse en una forma más aceptable socialmente en sus relaciones con los individuos y los grupos. Un paciente hostil y desconfiado con técnicas adecuadas aprende que se puede confiar en las personas.

Suplencia
En el caso de que el enfermo no pueda satisfacer sus necesidades básicas físicas por sí mismo, el enfermero/a actúa supliéndolo tratando de ir evaluando la capacidad o posibilidad de independencia gradual.

Lo técnico
El enfermero/a administra medicamentos y cumple con otras prescripciones de otros profesionales. Es importante observar la conducta del paciente frente a los tratamientos que se administren.
Este aspecto del rol puede permitir la aceptación de los otros aspectos como orientador y educador en el caso del enfermo mentalmente afectado.
Es sumamente importante registrar las observaciones de la conducta del paciente como  otras referidas a sus necesidades, como por ejemplo:
pautas de sueño, relaciones interpersonales, actividades sociales y descripción de los hábitos personales. Estos registros durante las 24 horas favorecerán un mejor trabajo del equipo de salud.

Evaluación
La evaluación es un instrumento que permite valorar la actividad del personal de enfermería en relación a la atención que brinda a los pacientes, es decir su desempeño. Para poder evaluar es necesario determinar antes, qué comportamiento, formas de actuar o conducta se espera del personal de enfermería con relación al servicio que presta.

Dentro de la actividad específica de enfermería las conductas que se evalúan corresponden a tres áreas:

  1. Conocimientos: Es la aplicación de toda información para fundamentar científicamente los cuidados de enfermería.
  2. Habilidades y destreza: es la capacidad manual para realizar una técnica de enfermería sin producir daños al paciente.
  3. Actitudes: Es la conducta a través de la cual se manifiesta el interés del personal por la solución de los problemas que se presenten, así como también la valoración del paciente como persona con necesidades físicas y psicosociales.

Cuidados de enfermería
Se define como cuidados de enfermería a las actividades que se realizan y las actitudes que se asumen en la prestación del servicio de enfermería.

 

¿Qué es el coaching y porque ayuda al rol profesional?

El conocimiento sin acción promueve la mediocridad.
Conociendo las  oportunidades de mejora le da un punto de partida para desarrollar su plan de acción desde el rol. ¿En qué ayuda?

Claridad

  1. El Coaching ayuda a eliminar la ambigüedad y los mensajes mixtos conscientemente.
  2. Esto es esencial para el proceso de comunicación a través del cual se entrega eficazmente creando un entendimiento compartido.
  3. El Coaching ayuda a prestar atención cómo el mensaje es interpretado por el otro y da herramientas para usar habilidades de escucha activa para asegurar su comprensión.

Comprometido

  1. Comprometerse con el éxito es fundamental para lograr confianza y vínculos en las relaciones.
  2. Esto ayuda a que se construya confianza personal y seguridad en la relación con el otro y crea un ambiente seguro.

Valeroso

  1. Ayuda a actuar con valor ante los desafíos interpersonales y de la organización.
  2. Da ayuda abierta para establecer y mantener la confianza.
  3. El Coaching requiere la confrontación hábil de los problemas que pueden ser incómodos para tratar.
  4. Enfrenta los problemas con conducta responsable.

Desafiante

  1. El Coaching saca lo mejor de la gente buscando maneras positivas para desarrollar sus habilidades.
  2. El Coaching ayuda a valorar a la gente y las lleva más allá de su zona personal de confort desafiando sus actitudes, creencias, ideas y conductas constructivamente.

Colaborativo

  1. El Coaching trabaja para crear una relación de alta-confianza que transforma la manera de trabajar juntos.
  2. Esto crea un ambiente para el trabajo más abierto y franco para resolver los problemas que inhiben la actuación.

Compasivo

  1. El miedo inhibe a las personas para desarrollar todo su potencial.
  2. Cuando la gente acepta, perdona y permite una razonable libertad para cometer los errores, fallar y aprender, crea un ambiente para el aprendizaje y crecimiento.

Congruente

  1. El Coaching ayuda a ser consistente en las palabras y acciones para ser modelo positivo de las actitudes y creencias valoradas por la organización.
  2. Las personas prestan más atención a lo que se hace que a lo que se dice.
  3. Si allí se percibe la disparidad, la confianza está perdida.

 

Coaching: entrenar
Servant Leadership : líder servidor
empowerment : empoderamiento

 


Licenciada Maria Rosa Lopez
Sobre el autor.
La Licenciada Maria Rosa López es la actual directora de Enfermería del Sanatorio Finochietto en la Ciudad de Buenos Aires y responsable de los cursos de gestión en dicha institución. Ella, junto con familiares, su equipo de trabajo y de reporte participan desde hace 4 años en los programas de Coaching de Accem Argentina. Por los resultados que ha obtenido a nivel personal y laboral se ha convertido en uno de los referentes más importantes en el ámbito de la enfermería y la salud.

 

 

 

 

Contacto
Linkedin
Facebook
Ubicación
Contacto
Inicio
Av. Córdoba 2678 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires | (011) 3752 8100 | info@sanatoriofinochietto.com
Powered by Delosantos