"Todos los 17 de noviembre es el Día del Bebé Prematuro" - De nuevo nos visitaron los pequeños

Por Leticia Rivadeneira

Foto grupal

Durante la semana del 14 al 18 de noviembre, se realizaron jornadas académicas que tuvieron que ver con esta patología del bebé.
Así, UNICEF, el ministerio de Salud de la Nación, y en este caso el Sanatorio Finochietto organizaron reuniones sobre esta temática.
Un niño prematuro es aquel que nace antes de las 37 semanas de gestación y según estadísticas es la primera causa de muerte infantil en nuestro país. Ese desenlace ocurre en general durante el primer días de nacido por complicaciones perinatales, pero otros muchos salen adelante cuando sus casos, si bien algunos graves, tienen esa posibillidad.
UNICEF redactó 10 derechos sobre la atención de estos niños y cada año los distingue con distintas campañas de acuerdo a cada uno de esos derechos.
Este año le tocó al cuidado que dan a estos pequeños el personal de Enfermería.
En dos jornadas llevadas a cabo en nuestro sanatorio, los días 14 y 15 de noviembre, se hizo presente para disertar, la licenciada Ana Quiroga, directora de la Especialización en Enfermería Neonatal de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral, y asesora técnica del Área de Neonatología del Ministerio de Salud de la Nación, quien delineó las cinco claves para el cuidado adecuado de los prematuros:

 

1 - Adecuado control prenatal, atención en sala de partos y unidades de Neonatología con equipo neonatal capacitado con todos los recursos materiales y equipamiento necesario.
2 - Cuidado seguro y de calidad que garantice una sobrevida con las menores secuelas posibles.
3 - Cuidados centrados en la familia, para que participen en la atención de su hijo y en la toma de decisiones.
4 - Proteger el neurodesarrollo con cuidados integrales que logren evitar el estrés que generan el ambiente de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) y los cuidados.
5 - Profesionales de enfermería especialistas en el cuidado neonatal y con una adecuada relación enfermera-paciente.

 

"Uno de los derechos de los prematuros es nacer en un lugar con la mayor experiencia posible en su atención, con todos los recursos necesarios", estas premisas son fundamentales para la Licenciada en la atención del bebé prematuro. Opinó también que los cuidados prenatales y los controles de embarazo pueden reducir la tasa de prematurez, así como una adecuada atención en la sala de partos y los cuidados que se brindan en los servicios de Neonatología".
En el sanatorio también dieron testimonios las enfermeras neonatales sobre el rol de la enfermera, motivación y decisión de la profesión.
Asimismo hubo una distinción por parte de UNICEF / ministerio de Salud de la Nación y Sanatorio Finochietto a la enfermera líder de Cuidado.
La jornada del día siguiente tuvo que ver con el recibimiento de los papis y sus hijos prematuros, ya crecidos y superados en las complicaciones que debieron atender los profesionales para sacarlos adelante y que se enfrentaron, entre otros problemas, con el desarrollo cognitivo, neurológico y motor.
El marco fue por demás emotivo. Una plaza seca hizo que los niños caminadores disfrutaran de los juegos al tiempo que hermosas remeras color naranja con alusiones particulares y los regalitos preparados por las enfermeras, completaron el agasajo bien merecido. (ver aparte comentario de padres y profesionales).

Al término del evento, los directores del sanatorio Dr. Norberto Furfaro (director Médico Asociado), el Dr. Jorge Kritzer (director de la Gerencia Médica) y Dra. María Rosa López (directora de Enfermería General) nos dieron sus impresiones sobre la importancia del sector de Neonatología y Obstreticia, y agradecieron la asistencia de todos los papás y niños que no faltaron a la cita.

 

 

 

Las valiosas opiniones de los papás y mamás.

Realizamos un cuestionario general y ellos nos contaron sus historias

1- ¿De cuántas semanas fue el embarazo y cuál fue el peso del bebé? ¿Cuánto tiempo estuvieron en neonatología?
2- ¿Por qué nacieron prematuros?
3- ¿Qué sintieron al saber que iba a ser prematuro y que iba a ir a Neo?
4- ¿Que edad tiene hoy y cuál es su peso?
5- ¿Cómo es el desarrollo cognitivo, neurológico del bebé al día de hoy?
6- ¿Cómo fue la atención recibida en el servicio?

 

Gabriel y Fabián, padres de Oriana.
“Siempre las enfermeras y médicos, nos calmaban y nos explicaban absolutamente todo respecto de nuestra bebé”

1- Oriana nació de 28 semanas y con un peso de 1 kg, 50 grs. En Neo estuvo 4 meses y medio.
2- Sabíamos que la bebe iba a ser prematura y por cesárea porque tengo Lupus y una falla renal crónica, lo que provocó tener presión alta, pletenuria y el temor a tener eclampsia. Con 19 de presión y la toma de muchos medicamentos, que no hacían efecto, al día siguiente los médicos decidieron hacer la cesárea para que la beba no se estresara. Oriana también tuvo problemas. Si bien nació respirando por si sola sin cánula, a los 4 días hizo una regresión porque tuvo varios virus, que se complicaron con convulsiones y hubo que ponerle respirador, pero creo que eso no fue lo más dificultoso sino los muchos días de internación
3- Desde el comienzo del embarazo sabíamos que íbamos a tener un bebe prematuro de menos de 1 kilo de peso; al principio sentimos mucho miedo. Los médicos nos dijeron que tratáramos de llegar a las 20 semanas y logramos las 28. Nos sentimos muy felices.
4- Hoy ya tiene 10 meses y pesa 6 kg.
5- Aparentemente bien, aunque al tener tantos días de internación se retrasó en los resultados de la estimulación. Por suerte todos los estudios realizados indican que está muy bien.
6- La atención fue buenísima. Pudimos estar con ella en Neo todo el tiempo que quisiéramos, tuvimos una contención afectiva muy buena. Siempre las enfermeras y médicos, nos calmaban y nos explicaban absolutamente todo respecto de nuestra bebé. Nos dieron confianza y sabíamos que estaba en muy buenas manos. Tuvo los mejores cuidados y observamos que ante una situación especial los médicos y enfermeras siempre estaban un paso previo a lo que podía ocurrir. Ante cualquier síntoma estaban los medicamentos, los estudios, los controles y eso fue buenísimo.

 

Mariela y su bebe Demián Valentino.
“Hoy vinimos aquí a saludar y agradecer todo lo que hicieron por nosotros”

1- Nació a las 35 semanas de embarazo y su peso fue de 2 kg, 260 grs.
2- El nació con una gastrosquisis y se complicó con una sepsis y volvo. No nació aquí sino en el hospital Rivadavia donde permaneció 7 días. Lo tuvimos que trasladar porque su patología era muy compleja. Lo pudimos poner en la OS del padre por eso tuvimos este sanatorio y de aquí salió sanito completamente. Aquí lo conocí con los ojitos abiertos, estuvo en coma farmacológico, con su pancita abierta. Yo también tuve problemas de salud: una diabetes estacional, y colestasis con valores muy altos por eso los médicos decidieron hacer la cesárea de urgencia. Se combinaron ambos problemas.
4- Hoy tiene un año y medio y pesa 10 kg, 800 grs. Ahora está en periodo de prueba. Al salir de aquí estuvo internado en Pediatría porque no se alimentaba bien ya que su intestino era muy corto y eso hacia que lo que comía lo despidiera. Tuvo una sondita puesta y está con internación domiciliaria. Por suerte hoy está bien y en febrero le dan el alta.
5- Es bueno. Aunque hay que saber que es un bebe prematuro; aprende todo enseguida, es muy inquieto. El cuidado que hay que tener es con la alimentación, aunque es muy fuerte, siempre sale adelante y estoy orgullosa de él.
6- Buenísima, aunque la estancia aquí para mí fue muy dolorosa, era mi primer bebe y a los 4 meses de nacido me separé de su papá. Aquí las enfermeras, médicos me dieron todo el apoyo; hasta permitieron que un familiar me acompañara todo el tiempo. Entraba en la Neo todos los días y me quedaba bastante tiempo con él. Ante mi situación física y emocional me pusieron un psicólogo. Yo con él me desahogaba, pero lo mejor que me pasó y me fortaleció fue la contención de las enfermeras y los médicos. Yo sabía que iba a estar bien. Hoy vinimos aquí a saludar a agradecer todo lo que hicieron por nosotros.

 

El caso de Gisella, Oscar y su beba Ariadna.
“Las enfermeras y los médicos fueron de primera.”

1- Nació con 33 semanas y dos días y con 2 kg, 170 grs. Estuvo internada 28 días.
2- Yo no tuve ningún problema de salud, pero la beba, sí. Tuvo problemas respiratorios y necesitó por unos días el respirador. También fue complicada la alimentación, Intentamos en Neo que succionara y fue difícil. Luego comenzó la lactancia por succión, comenzó a alimentarse sola por biberón y allí nos dieron el alta.
3- En realidad no nos enteramos que iba a ser prematura; vine a la guardia con dolores y me dijeron que me tenia que quedar internada. Al otro día nació Ariadna.
4- Hoy tiene 5 meses y medio y pesa 5 kg.
6. La atención fue muy buena, podíamos verla todos los días en Neo y estar en contacto con nuestra bebe nos hizo muy bien. Las enfermeras y médicos fueron de primera.

 

Mamá Verónica y su bebe Juan Bautista.
“Con la atención de los médicos y enfermeras me sentí súper contenida y el trato fue excelente todos los días.”

1- Nació con 35 semanas y pesó 2 kg, 400 grs. Y en Neo estuvimos 50 días.
2- Si bien nació con buen peso, en la semana 33 dejó de moverse, comenzó a aumentar el líquido y decidieron que iba a nacer por cesárea. Yo no tenía problemas de salud, pero el bebe si; estuvo con el SECAP casi dos semanas; después pasó a incubadora y le costó regular su temperatura. Al momento de alimentarse, la succión de él era muy débil. Le enseñaron a tomar la mamadera en 8 sesiones y ahí ya luego nos dieron el alta.
4- Hoy tiene un año y medio.
5- Cumplimos con todas las atenciones, lo llevamos al pediatra, al endocrinólogo varias veces y lo ven muy bien. Lo único que es un poco remolón para caminar y eso que desde que nació tuvo kinesiología.
6- Súper bien. Al principio no caía que nos iba a pasar esto, pero luego aquí, en el sanatorio con la atención de médicos y enfermeras me sentí súper contenida y el trato fue excelente todos los días.

 

Macarena y su hija Lucia.
“Haber pasado por Neo es algo difícil de explicar para quien no lo vive; las cosas que se ven y se viven son fuertes”

1- Nació con 32 semanas y 1 kg 100 grs, y estuvo internada 48 días.
2- Fue por restricción del crecimiento intrauterino, y quedó internada solo por aumento de peso sin ninguna otra complicación. Pero por suerte ella no sufrió consecuencias, ella estaba sana.
3- No fue difícil por toda la contención que recibí aquí.
4- Hoy tiene un año y medio.
5- Se desenvuelve bárbaro, va a la guardería, juega, camina, por suerte no hay ningún problema.
6- La experiencia en el sanatorio fue bárbara porque la atención y el cuidado de todos es excelente, pero más allá de eso, el hecho de haber pasado por Neo es algo difícil de explicar para quien no lo vive. Las cosas que se ven y se viven son fuertes.
Aquí podías estar las 24 horas, así que la verdad todo fue buenísimo mas allá de lo que significa a nivel emocional.
Y la buena atención es por los médicos y enfermeras que son de excelencia, te ayudan a pasar mejor cada día en la internación de tu bebe. Te acompañan, te enseñan de manera especial, también te hace bien el acompañamiento de las mamás que están con sus bebes internados, porque nos estimulamos y compartimos los mismos miedos, alegrías, emociones y por qué no, nuestros llantos.

 

Bárbara, Sebastián y su bebé Jazmín
“No tengo una sola queja, todo fue crecimiento y contención, no solo profesionalmente sino afectivamente”

1- Nació a las 33 semanas y su peso fue de 2 kg, 300grs. Estuvo 24 días internada.
2- Tuve colestasis en el embarazo. Ella estuvo 4 días con respirador y luego fue mejorando hasta que terminó de madurar. Aprendió a tomar la teta. Realmente nos fuimos rápido.
4- Tiene hoy 5 meses y pesa 5 kg., 500 grs.
5- No tiene problemas; es como si fuera una bebé llegada a término, come bien; es una niña normal.
6- En el sanatorio y en Neo, me sentí espectacular. Estuvimos muy bien atendidas, desde la cesárea hasta los cuidados que tuvieron con Jazmín. No tengo una sola queja, todo fue crecimiento y contención, no solo profesionalmente sino afectivamente. Han sido muy generosos, inclusive con nuestra hija de 5 años y con las abuelas; podían venir cuando lo quisieran, es decir con la familia han tenido un trato muy especial. Gracias a los cuidados de los profesionales ella salió adelante.

 

Carolina y su bebe Gino
“Era muy difícil dejarlo, pero sabía que él estaba en el mejor lugar”

1- Fue más o menos a las 33 semanas y pesó al nacer 2 kg, 210 grs. Estuvo 22 días en Neo. Ella tenía que aumentar de peso y aprender a tomar la teta, no hubo otras complicaciones.
2- Yo fisuré bolsa. Estuve internada una semana para que pudiera desarrollar sus pulmoncitos y nació por cesárea.
3- A pesar de lo difícil de la situación, para mi fue una hermosa experiencia. Podía estar todo el tiempo que quisiera junto a ella es así que venía a las 8 menos cuarto de la mañana y me iba a las 10 de la noche.
4- Hoy tiene 9 meses y medio y pesa casi 9 kg.
5- Ahora está muy bien.
6- Era muy difícil dejarlo, pero en este lugar me sentí muy acompañada y contenida en todos los aspectos. A él le dieron tanto cariño que me sentí más tranquila a pesar que me iba a la noche desgarrada por dejarlo. Pero sabía que él estaba en el mejor lugar. Si bien me hubiera gustado que naciera a término, no cambiaría esta experiencia por nada.

 

También hablaron los profesionales responsables del servicio

Doctor Guillermo Colantonio
Doctor Guillermo Colantonio, jefe de Neonatología
“El lema está centrado en la atención familiar de los prematuros, tomados todos dentro del conjunto familiar y nuestro trabajo en equipo”.

Charlamos con el Jefe de Neonatología, el doctor Guillermo Colantonio. Durante la jornada donde se recibió la visita de los papis con sus hijos que fueron prematuros, se veía en el doctor su amor por los niños, y el reconocimiento de todos hacia él. Por más que hayan venido bebes con más de un año de edad el recordaba a cada uno de ellos. Eso demuestra su compromiso y responsabilidad por la tarea que hace.

¿Cuál es tu historial profesional antes de entrar aquí?
GC- Me recibí de Medico en 1993, luego hice la residencia de Pediatría en CEMIC durante 1994-1998. En 1999 fui Jefe de Residentes de Pediatría, más tarde realicé un Fellowship en Neonatología en la Clínica y Maternidad Suizo Argentina durante 1999-2001, asimismo realicé otro fellowship en Neonatología en Toronto, Canadá, en el HOSPITAL FOR SICK CHILDREN; esto fue en los años 2004-2006. Desde el 2013 soy el Jefe de Neonatología del Sanatorio Finochietto.

¿Cómo te sentís en Neo siendo su Jefe?
- Me siento muy feliz como Jefe de Neonatología. Comencé mi actividad aquí desde el principio y antes de su inauguración también estuvimos trabajando, delineando las políticas que usaríamos para distinguir a este Departamento.

¿Hay estadísticas aquí de los bebes que nacen prematuros?
- En Argentina los prematuros están entre el 8 y el 10% de los nacidos.
Significa que nacen 65 mil bebes con menos de 37 semanas. Y aquí se mantiene esa proporción, es decir, tenemos 10 prematuros por mes
Hay gente que viene directamente al servicio por ser afiliados de prepagas que tienen la atención de este sanatorio y otros que vienen de otros lugares.

Todos hablan maravillas de la atención tanto médica como emocional ¿A qué se debe el éxito?
- Yo creo que el éxito de la gestión es estar en un sanatorio nuevo que supo como trabajar desde su inicio. No dimos opción y esto estuvo centrado en el cuidado y atención de la familia. Trabajamos en estrecho equipo y eso hace que la gente se sienta más contenida. Pueden hablar con todos los especialistas que se desenvuelven en Neo – médicos pediatras, enfermeras, quinesiólogos, etc.-. El trabajo en equipo es fundamental nos vincula a todos en pos de la salud del prematuro y la atención a sus familiares.
Y esa atención centrada en el apoyo a toda la familia no ha cambiado desde el día uno de la gestión. Esta política ha sido muy importante. En otros lugares a la gente que atiende los servicios le cuesta cambiar cosas que vienen de tiempo atrás.

¿Cómo se trabaja dentro de Neo?
-Trabajamos mucho; esto es un trabajo diario, tratamos que los padres estén dentro de la unidad. Muchas veces ellos no pueden hacer esto en otros lugares. Nosotros tenemos el ingreso irrestricto las 24 horas del día para que ellos estén al lado de su bebé. El contacto del prematuro con sus papás es muy importante para que salgan adelante.

¿Cómo cuidan el tema de las infecciones cuando entra gente que no es del servicio?
- El tema fundamental es el lavado de manos y sobre eso concientizamos mucho al personal y a los papás. Evitar infecciones es lavarse perfectamente las manos.

¿Con qué personal cuenta el servicio?
- Nosotros en cada turno de enfermería tenemos a 8 profesionales, inclusive sábados, domingos y feriados. Después hay un plantel médico donde siempre hay uno de guardia, dos médicos de planta, un jefe -que soy yo- y un coordinador.

¿La terapia intensiva e intermedia están dentro de Neo?
- Solo en Neo y no se mezcla con la de adultos. Es una terapia integrada por sectores donde se encuentran los niños que necesitan cuidados intensivos hasta los que necesitan menos, pero igualmente importantes en la atención.

¿En términos generales por qué hay bebes prematuros?
- Hay condiciones que ocurren por problemas de las mamás, por ejemplo hipertensión arterial, diabetes, las edades extremas, mamás muy jóvenes o muy adultas, la fertilidad, la gemelidad, todo ello y otros problemas aumentan la prematurez.

 

Licenciada Monica Barresi, jefa de Enfermería
“El Sanatorio Finochietto es un lugar seguro, centrado y sensible al dolor de los pacientes y de las familias que transitan en el”

Licenciada Monica Barresi
¿Cuál es el compromiso de la jefa de Enfermería en Neo? 
MB - Como jefa de Enfermería  del servicio estoy a cargo de los enfermeros neonatales, con quienes compartimos los cuidados y la atención de los neonatos y las  familias.
Asumo la cobertura de enfermería asegurando la máxima excelencia durante las 24 horas, los 365 días del año.
Como compromiso me pongo siempre en el lugar de las familias para poder ayudar a transitar los diferentes momentos de la enfermedad de su hijo.
Tengo la gran responsabilidad en liderar a las coordinadoras de los turnos noche y franqueras con quienes planificamos y elaboramos planes de cuidados individualizados de acuerdo a cada necesidad.
Capacitar a los colegas es también un gran compromiso ya que conlleva la formación de profesionales a través de cursos, capacitación incidental, jornadas, congresos, etc. 

¿Anteriormente estuviste en otro centro atendiendo Neo?
- Si he sido enfermera neonatal durante 10 años del Sanatorio de la Trinidad Palermo, también realicé una pasantía en el Hospital Massachuset General de Boston durante un mes donde pude capacitarme en neurodesarrollo. Trabajé en el Hospital La Paz de Madrid como enfermera neonatal durante 4 años. Participé del proyecto y apertura de una maternidad, siendo posteriormente coordinadora del área neonatal, centro obstétrico y maternidad durante 7 años.

¿Cuánto hace que estás en el sanatorio?
- Desde la apertura.

¿Cuáles son las situaciones que más te preocupan en Neo y cuales las que te alivian?
- Me alivia saber que contamos con un equipo multidisciplinario de profesionales de excelencia en la formación académica y en la atención a brindar. Me da orgullo saber además que los pacientes reciben atención centrada en la familia asumiendo la sensibilidad por la que cada una de ellas atraviesa durante la internación.
No tengo preocupaciones, sino ocuparnos de mejorar y estar a la vanguardia de la ultima evidencia para los cuidados que brindamos. Pensar y resolver las dificultades que puedan presentarse también es parte de la responsabilidad que conlleva mi rol.

¿Cuál es el éxito de este departamento al decir las mamás y papás que sienten que fue el mejor lugar para que nacieran sus bebes?
- El Sanatorio Finochietto es un lugar seguro, centrado y sensible al dolor de los pacientes y de las familias que transitan en el y ante ello nuestro desarrollo profesional se potencia y logra que la atención sea exitosa. Trabajar con los ejes de seguridad del paciente, control de infecciones, lactancia materna y el  cuidado centrado en la familia nos permite estar alineados en una organización que no solo cuida a los paciente sino también a las personas que formamos parte de la misma.

¿Quisieras agregar algo más?
Agradecer a todos quienes trabajan a diario para que el Sanatorio Finochietto y los que formamos parte de él sintamos que podemos hacer un lugar diferente para "trabajar y cuidar".

 

Romina Kleiman
Romina Kleiman, enfermera distinguida en Neo como líder de Cuidado

¿Desde cuándo estás en el sanatorio?
RK- Desde septiembre del 2014

¿Cuál fue la sorpresa que te llevaste ayer?
- Que me hayan distinguido, UNICEF, el ministerio de Salud de la nación y el Sanatorio Finochietto como líder de Cuidado junto a mi compañera Yanina Boidi que ahora no está aquí porque está trabajando en Neo. La verdad que nunca me lo imaginé, así que estaba más que shockeada.

¿La elección la hicieron tus compañeras, por qué fue?
- Me han dicho que cumplo con muchos de los objetivos que eran importantes para elegir a la líder de Cuidado, pero igual soy una convencida de que si no trabajamos todos en equipo esta actividad sería imposible.

¿Cuáles son las diferencias en el cuidado de un bebe prematuro y los nacidos a término?
-Sobre todo hay que tener mucho respeto, hay que conocerlos muy bien, observándolos. De a poquito el bebe te va diciendo de alguna manera lo que necesita, con su postura, con su llanto –si puede llorar, muchos no pueden- pero bueno lo importante es tratar de meterse dentro de la cabecita de esos niños.

¿Qué sentís por esos bebés?
- Siento mucha ternura; todos los bebes tienen mucha fuerza para salir adelante, y eso es lo que te motiva; eso creo que es lo más lindo para trabajar con ellos. No importa cuan graves estén; uno nota que ellos tratan siempre de salir adelante.

¿Y la relación con los papás cómo se establece?
- Va creciendo, es de confianza; ellos tienen que poder confiar en quien los cuida y a su vez, una como enfermera debe darles la posibilidad de que aprendan a cuidarlos ya sea sabiendo tomarles la temperatura, sostenerles la leche, que se alimenten por la sondita; también cómo debe hacerse el cambio de pañales, y muchas cosas más, es muy importante que ellos sean partícipes del cuidado.

Dicen que en los bebes prematuros es muy importante el cuidado de su piel y la humedad de su cuerpo ¿Por qué?
- Sobre todo en aquellos que nacen muy tempranamente. Hay que tratar de mantenerles la humedad porque el bebe pierde mucho liquido; tiene muchas pérdidas sensibles; entonces en los primeros tiempos, antes de las 29 semanas los colocamos en humedad y se va bajando gradualmente, están en esa condición aproximadamente una semana.

¿Cuándo se le da de alta?
- Cuando llega a un peso adecuado; cuando regula su temperatura, y se puede alimentar por sí mismo, ya sea a través del pecho o biberón.

¿Que sentís en este servicio respecto de otros?
-Yo te puedo hablar de esta institución; me gusta como se trabaja aquí, me gusta que el trabajo se centre en el conjunto familiar; los papás tienen un rol muy importante, y se puede trabajar mucho en equipo, hay buena comunicación con los médicos, coordinadora, el diálogo es constante y eso es fundamental para la tarea que a cada uno nos toca cumplir.

 


 

Twitter
Instagram
Contacto
Linkedin
Facebook
Ubicación
Contacto
Inicio
Av. Córdoba 2678 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires | (011) 3752 8100 | info@sanatoriofinochietto.com
Powered by Delosantos